Motores: La BMW R Nine T Pure 2019

BMW R Nine T Pure 2019

Dicen que hay dos tipos de hombres, los que quieren tener una moto y los que ya la tienen. Hoy hablaremos de la BMW R Nine T Pure 2019.

Desde niños sentimos esa atracción por las hermosas máquinas de dos ruedas y conforme crecemos, el concepto en torno al mundo del motociclismo en su enorme variedad de estilos se vuelve como magnetismo para los hombres, esto sin excluir a las damas que cada vez más se suman a este fascinante mundo.

Recientemente la agencia BMW Motorrrad Costa Rica me dio llaves de la bellísima R Nine T Pure 2019 para una prueba de manejo y acá les comparto mi experiencia, no definiendo tanto los detalles técnicos pues acerca de ello es fácil encontrar mucha información en la web, pero si la experiencia emocional y de conducción que transmite una motocicleta como esta. La nineT Pure es la hermana más básica de la línea Heritage que lanzó la marca, este año incluso nos ofrecen las “Option 719”, nomenclatura que se utiliza en las fábricas como referencia a productos personalizados y que en nuestro país podremos distinguir por sus colores “Spezial”, Oro con Negro Tormenta Metalizado y Blanco Luminoso con Negro Tormenta Metalizado, dos joyas aun más llamativas, que se fusionan con la personalidad de cada piloto y que agregan un airecillo ochentero.

Esta gama Heritage surge en conmemoración de los noventa años del lanzamiento de su primera moto, la R32 en 1923. Con esta iniciativa BMW se suma a la tendencia del diseño vintage, la moda por evocar la nostalgia de lo retro y muy oportunamente reviven la belleza de las roadster que circularon en los años 70 y que aún se roban las miradas cuando logramos divisar en la calle las que han soportado el peso de los años. Las Nine T son precisamente eso, motos que nunca pasarán de moda, bellezas que la gente quiere apreciar, se detienen a verlas pasar, las rodean en el parqueo para admirarlas. Su diseño sugiere un concepto clásico, pero los ingenieros no hicieron simplemente réplica de lo conocido sino que fueron más allá, crearon esta línea atrevida, poderosa, casi sensual e incluso las dividieron posteriormente en versiones, como la Pure, minimalista y básica sin sacrificar seguridad, confort, atractivo; su versión original la NineT de tanque negro, que nos recuerda aquella fotografía de Steve Jobs montando su hermosa R60, en nuestro presente una moto con toda la tecnología y dinamismo pero con aire retro, que además ofrece muchas posibilidades de configuración tanto de la misma marca como de otros proveedores; posteriormente salen a engalanar el mercado la Racer que como su nombre lo indica está lista para dejar llamas a su paso por las calles, con un pequeño carenado y posición de manejo estilo caferacer, la Urban GS que promete ser una doble propósito manteniendo su corte clásico, ligeramente más alto y de conducción erguida, y la Scrambler, bellísima versión con tanque gris mate, asiento de cuero café, escape doble que queda apenas por debajo de la altura del asiento, una mezcla entre elegancia y rebeldía.

Pero volvamos a la que tuve el gusto de llevar a pasear y pavonearme por las calles, aplica la regla de diseño “menos es más”, pero no crean que ella no goza de la tecnología y avances de BMW, está provista de ABS que en su caso no puede desconectarse (como si lo permiten sus hermanas), estabilizador de dirección, doble disco de freno adelante y un disco atrás que aportan frenada poderosa y segura, el tanque de combustible de 17L permite una autonomía por encima de los de 300 km aprox., de los que se debe estar pendiente por que no tiene medidor de combustible, solo indicador de reserva, su poderoso motor de 1200cc puede llevarnos de cero a 100km/h en 3,6 segundos, ¡apenas!… Conducir esta belleza es una inyección de adrenalina y un poco también (se tenía que decir…) de autoconfianza y empoderamiento. Una vez conduje un Porsche Carrera y supongo que la sensación es muy similar, en el sentido extraño que funciona nuestro subconsciente para decirnos “esto es lo que merezco”. La Pure es veloz, versátil y juguetona, viajar tanto en ciudad como en carretera abierta nos hace sentir que vamos abrazados con nuestra mejor y más linda amiga disfrutando solamente del momento, del paisaje y la brisa, desconectados de cualquier otra cosa, nada más importa.

Fuerza, poder, belleza, seguridad, tanto en autopistas como en ciudad, todo bajo la insignia azul y blanco alemana que empezó fabricando motores para avión y hoy ofrece estos avioncitos de dos ruedas para nuestro disfrute.

IGhistory_Collage
IGhistory_W
IGhistory_nineTPure
IGhistory_719


Facebook


Instagram


Telegram


Pinterest