Cómo evitar la formación de bolsas y ojeras

¿Te sientes cansada de usar todos los días corrector de ojeras y aún así salir con ojeras o bolsas en las fotos? Si este es tu caso, aquí queremos brindarte distintas opciones que te podrían ayudar a eliminar las molestas bolsas y ojeras.

Cómo eliminar las ojeras y bolsas con tratamientos caseros

Utiliza compresas frías

Aplicar compresas frías podría disminuir las bolsas y la dilatación de los vasos sanguíneos. De esta forma, tus ojos podrían verse menos hinchados y se podrían atenuar las ojeras.

Para hacerlo necesitas envolver un cubo de hielo en una toalla limpia y colocarlo debajo de cada uno de tus ojos. En caso de que el hielo se derrita, necesitarás repetir el procedimiento. Otra opción es cortar una rodaja de pepino frío y colocarla en tus ojos por unos 15 minutos.

 

Utiliza productos con retinol

Los productos con retinol pueden ser de gran ayuda para eliminar las ojeras, ya que este componente estimula la producción de colágeno.

Cabe destacar que si bien podrías encontrar cremas o sérums, generalmente los productos de venta libre presentan un menor contenido de retinol. Por este motivo, lo mejor es acudir a un dermatólogo. De esta manera podrías obtener una receta médica y así adquirirías productos más potentes.

Por otra parte, el retinol a menudo se coloca diariamente 30 minutos luego de la limpieza del rostro.

Descanso adecuado

Por más lógico que parezca, para disminuir las ojeras y bolsas debes dormir durante 7 u 8 horas diarias. A pesar de que esto es algo muy conocido, no todos lo viven.

Por desgracia, un descanso insuficiente hará que tu piel se vea pálida, y esto aumentará la visibilidad de tus ojeras.

Duerme con la cabeza más levantada

No sólo un descanso insuficiente podría afectar en la aparición de bolsas oscuras, también influye la forma en la que duermes. Levantar tu cabeza con unas almohadas adicionales puede impedir que tu cuerpo retenga líquido debajo de tus ojos.

Ahora bien, en caso de que elevar tu cabeza te genere dolor de cuello o dificultad para dormirte, podrías levantar un poco el lado de adelante de la cama. Para hacerlo, puedes colocar ladrillos debajo de las patas delanteras de tu cama, o comprar elevadores específicos para este fin.

Retira tu maquillaje antes de ir a dormir

Irnos a dormir con el maquillaje podría generar hinchazón debajo de los ojos. Para retirar correctamente tu maquillaje debes colocar un producto desmaquillante sobre un pedazo de algodón. Luego presiona con suavidad en el área de tus ojos para así quitar el maquillaje. Una vez que retires todo el maquillaje debes enjuagar tu rostro con agua y limpiarlo con tu producto de limpieza. De esta forma te podrás asegurar de que el maquillaje se vaya totalmente.

Cremas aclaradoras

Otra opción que puede ayudarte a eliminar las ojeras son los productos diseñados para aclarar la piel. La gran mayoría de ellos poseen un componente conocido como hidroquinona.

Este despigmentante actúa reduciendo gradualmente la síntesis excesiva de melanina, una sustancia responsable de la coloración oscura.

Por lo general las cremas y productos de venta libre tienen un 2% de hidroquinona. Aunque si vas a una dermatóloga podrías solicitarle una concentración más elevada.

Es fundamental considerar que, si luego de usar la crema, la piel no se lava y se expone a la luz del sol, los resultados que brinda la hidroquinona podrían no ser efectivos. Por lo tanto, únicamente debes usar estos productos por la noche y al día siguiente debes lavar tu rostro.

Utiliza saquitos de té verde

Las bolsas y ojeras pueden disminuir mediante el uso de saquitos de té fríos. Esto es posible porque el té posee cafeína y antioxidantes que promueven la circulación de la sangre y disminuyen la acumulación de líquidos debajo de los ojos.

En primer lugar, necesitas dejar reposar dos saquitos de té verde en agua caliente por unos 6 minutos. Luego, espera a que se enfríen en la heladera durante unos 18 minutos. Al finalizar este tiempo, coloca los saquitos de té en tus ojos, manteniéndolos cerrados por unos 15 minutos. Por último, al retirar los saquitos puedes enjuagar tus ojos con agua fría.

¿En qué momento debes acudir a un profesional?

En muchos casos, las bolsas y las ojeras se pueden eliminar con tratamientos caseros. Sin embargo, si la pigmentación o la hinchazón únicamente está debajo de un ojo, esto podría estar asociado a un problema de salud. En este caso, lo mejor sería que visites a un médico.

Por otra parte, existen ojeras más difíciles de tratar que otras. Por esta razón, en caso de que hayas probado muchísimos tratamientos y ninguno te funcione, tu dermatólogo podría brindarte soluciones más duraderas. Peelings, tratamientos con láser o rellenos con ácido hialurónico, podrían ser algunos ejemplos. Generalmente todos estos tratamientos requieren de varias sesiones para ofrecer los resultados deseados.